El corazón de la Cuaresma en este año, confesarse y hacer obras de misericordia

| Bishop Andrew Cozzens | February 4, 2016

“No perdamos este tiempo de Cuaresma favorable para la conversión.” ¡El Papa Francisco declaró en su mensaje de cuaresma!

¿Ya ha entrado usted en este Año Jubilar de la Misericordia? Sé que muchos de ustedes se han unido a mí para hacer peregrinaciones periódicas a la Puerta Santa en la Catedral y recibir las gracias garantizadas a nosotros, orando por misericordia para toda nuestra Arquidiócesis. Está bien si aún no lo han hecho, porque la Cuaresma nos ofrece una oportunidad de entrar más profundamente en este Año de la Misericordia.

El Papa Francisco dijo que él desea que “la temporada de Cuaresma en este Año Jubilar se viva con más intensidad como un momento privilegiado para celebrar y experimentar la misericordia de Dios,” y enfatizó que esta Cuaresma nos invita a acercarnos al amor de Cristo con todo nuestro ser.

El Papa Francisco señaló que el propósito de la misericordia es la conversión. Cuando Dios nos ve en nuestra pecaminosidad, él tiene compasión y se acerca a nosotros con su misericordia y nos invita a salir de nuestros malos caminos para comenzar a caminar en su vida y en su  amor y a ser más como él. Prácticamente, hacemos esto al realizar las obras de misericordia espirituales y corporales.

En primer lugar, la Cuaresma se trata de nuestra propia conversión. Todos los días en la oración dejamos que el Evangelio de Jesucristo se refleje en nuestra propia vida como un espejo y reconocemos nuestras deficiencias. Es por esto que voy a confesarme a menudo. Yo soy un pecador y fallo en vivir el amor de Jesús.

La gente me pregunta, “¿Con qué frecuencia debo ir a la confesión?” Yo siempre respondo: “¡con más frecuencia!” A medida que nos acercamos a Cristo vemos más de nuestro pecado y sentimos la necesidad de ser purificados con más frecuencia por medio de este hermoso sacramento. El sacramento se convierte en un hermoso encuentro con la profundidad del amor de Dios por nosotros. Si nos quedamos fuera por un tiempo, luego empezamos a sentir que no lo necesitamos.

Como el Papa Francisco dice muy enfáticamente en su mensaje de cuaresma: “el pobre más miserable es quien no acepta reconocerse como tal. Cree que es rico, pero en realidad es el más pobre de los pobres. Esto es así porque es esclavo del pecado, que lo empuja a utilizar la riqueza y el poder no para servir a Dios y a los demás, sino parar sofocar dentro de sí la íntima convicción de que tampoco él es más que un pobre mendigo.”

El Papa Francisco ha pedido a cada diócesis en el mundo que participen en la iniciativa 24 horas para el Señor. Él quiere que haya confesiones disponibles durante 24 horas el 4 y 5 de marzo. Como lo anunció el Espíritu Católico en la edición pasada, vamos a ofrecer este hermoso signo de la misericordia de Dios en la Catedral y en la Basílica de las 12 del mediodía del viernes hasta las 12 del mediodía del sábado.

El Papa Francisco no solo nos anima a recibir la misericordia de Dios en esta Cuaresma, pero más especialmente a que la practiquemos. Él dice: “ tocamos la carne de Cristo en los hermanos y hermanas que necesitan ser nutridos, vestidos, alojados, visitados, mientras que las espirituales tocan más directamente nuestra condición de pecadores: aconsejar, enseñar, perdonar, amonestar, rezar — tocamos más directamente nuestro propio pecado,” y “por tanto, nunca hay que separar las obras corporales de las espirituales,” ya que muestran que la misericordia es acerca de la conversión.

El Papa Francisco nos da a todos nosotros dos resoluciones concretas esta Cuaresma: No. 1: La experiencia de la misericordia a través del sacramento de la confesión. No. 2: Mostrar misericordia a través de las obras corporales y espirituales de misericordia. Aunque es bueno renunciar a algo durante la Cuaresma, y el ayuno diario es sin duda una parte de una buena disciplina de Cuaresma, animo a usted y a su familia a que vaya a confesarse y a que haga algunos actos regulares de misericordia corporal y espiritual. De esta manera vamos a lograr el deseo del Papa Francisco ‘para nuestro camino cuaresmal — que lleguemos a ser misericordiosos como nuestro Padre y no desperdiciemos este tiempo de conversión.

Tags:

Category: Solamente Jesus

Comments are closed.