Somos un pueblo de Eucaristía y por lo tanto, un pueblo de gratitud

| November 20, 2014

NienstedtBlUno de los muchos buenos recuerdos que tengo de mi padre fue  una visita que nuestra familia hizo al Salón de la Fama en Cooperstown, New York.

Dado su amplio conocimiento de este deporte, mi padre fue capaz de agasajar con una historia tras otra a varios atletas y sus logros significativos.

Uno de los favoritos de mi padre fue Lou “El Caballo de Hierro” Gehrig, que jugó en primera base en los Yankees de Nueva York durante 17 temporadas. Él era conocido como un bateador, terminando su carrera de bateo con un promedio de .340, incluyendo 493 jonrones y 1,995 carreras impulsadas (RBI). Él era un campeón de la Serie Mundial en seis ocasiones y fue nombrado dos veces el  Jugador más Valioso de la Liga Americana. Él fue el primer jugador de las Grandes Ligas que tuvo su número de uniforme retirado y fue elegido para el Salón de la Fama en 1939.

Era el 4 de julio de ese mismo año en que Gehrig dio su más famoso discurso ante 61.808 fanáticos del  béisbol en el Yankee Stadium, que más tarde sería conocido como el discurso de “El hombre más afortunado sobre la faz de la tierra.”

Él había sido diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal. La degeneración progresiva de las neuronas motoras, que finalmente conduce a la muerte. Lou murió el 2 de junio de 1941 a la edad de 37 años.

Pero mi punto aquí, es que en su discurso en el Yankee Stadium, Lou, sabiendo cuáles eran sus perspectivas de futuro, expresó su gratitud a Dios por haberle dotado de fuertes cualidades atléticas, maravillosos fans, compañeros leales de equipo y una familia amorosa. Expresó su gratitud por una suegra amable/cariñosa/amorosa y por sus padres que habían trabajado tan duro para darle una educación sólida. Fue especialmente agradecido por su esposa, que le dio la fuerza que necesitaba y resultó ser más valiente de lo que él esperaba.  Frente a la adversidad, Lou Gehrig eligió ser agradecido, en lugar de estar amargado  y lleno de remordimientos.

Pienso en este hombre heroico, mientras nos preparamos para celebrar nuestro día de fiesta de Acción de Gracias aquí en la Arquidiócesis. Es mucho lo que está sucediendo a nuestro alrededor que fácilmente podría llevarnos hacia abajo, nos tienta a perder la fe en nosotros mismos o la esperanza en nuestro futuro. Pero eso no es lo que somos como Católicos. Somos un pueblo de Eucaristía y por lo tanto, un pueblo de gratitud.

Alguien me escribió hace poco, diciendo que hay muchas cosas buenas que están sucediendo en esta Arquidiócesis, desde nuestro exitoso proceso de planificación estratégico, hasta nuestras escuelas y universidades católicas vibrantes; desde el enérgico enlace a las organizaciones de St. Paul (SPO por sus siglas en inglés) y el Ministerio del Equipo Nacional de Evangelización (NET por sus siglas en inglés), hasta el dedicado alcance de las Caridades Católicas; desde nuestros dos seminarios reconocidos a nivel nacional, hasta nuestro evangélico Redescubre: Iniciativa desde nuestros sacerdotes llenos de fe, diáconos, religiosos y religiosas, hasta a nuestros generosos fieles Católicos. Sí, de hecho, hay mucho por lo cual estar agradecidos aquí en esta Iglesia local.

En el prefacio IV del tiempo ordinario, oramos: “Padre, todopoderoso y eterno Dios, lo hacemos así siempre y en todas partes para darte las gracias. Tú no tienes necesidad de nuestra alabanza, sin embargo, nuestro deseo de darte  gracias es en sí mismo Tu regalo. Nuestra oración de acción de gracias no añade nada a Tu grandeza, pero nos hace crecer en Tu gracia, por medio de Jesucristo Nuestro Señor.”

Mis amigos, dejen que la gratitud sea el regalo que llene sus corazones cuando se sienten  a celebrar la cena de Acción de Gracias con la familia y amigos. Juntos con la memoria de Lou “El Caballo de Hierro” Gehrig, vamos a contarnos como la gente más afortunada sobre la faz de la tierra.

¡Que Dios los Bendiga! ¡Feliz Día de Acción de Gracias!

Tags: ,

Category: Only Jesus

Comments are closed.