Honrando a los lideres en la Fe: líderes de empresas locales y miembros de los Caballeros de Colón

| August 14, 2014

NienstedtBlCada año estoy deseando estar presente en la entrega de los premios Liderando con Fe, patrocinados por nuestro propio periódico “El Espíritu Católico”. La ceremonia se llevará a cabo este jueves, 14 de agosto de 2014, en la Universidad de St. Catherine. Hay tres categorías de premios: para aquellos que poseen o administran grandes empresas, para los que manejan pequeñas empresas y para los que manejan empresas sin fines de lucro. Los distinguidos galardonados de este año figuran en la edición de hoy del Espíritu Católico. Les invito a leer los detalles de cada una de estas personas tan dedicadas. Verdaderamente, este es un impresionante grupo de individuos que claramente están poniendo su fe católica en acción. Les ofrezco mis más sinceras felicitaciones por haber recibido este premio y les agradezco por su excepcional testimonio público de nuestra fe católica.

Esto me recordó la dedicación de otros compañeros Católicos, hombres y mujeres colmados de fe, cuando asistí a la 132 Convención Suprema de los Caballeros de Colón en Orlando, Florida, la semana pasada. Esto se ha convertido en una cumbre internacional de los Caballeros y sus esposas, ya que incluye a representantes de la República Dominicana, Puerto Rico, Guatemala, Canadá, México, Polonia, Lituania, Guam, Ucrania y Filipinas. Y como una casualidad, el Gran Caballero Joseph M. George, del Consejo 9905 de nuestra ciudad de Lino Lakes, recibió el Premio Consejo Estrella, convirtiéndose en uno de los cuatro premiados de la nación. Felicitaciones a él y a su esposa, Dawn.

Los caballeros fueron fundados en 1882 por un energético y joven párroco con el nombre de Michael J. McGivney, en la Diócesis de Hartford, Connecticut. Nacido de padres inmigrantes, el joven Michael creció en la ciudad de Waterbury, ciudad industrial de fábricas de bronce, donde vivió no solamente las duras garras de la pobreza, sino también las energías del amor, la fe y la fortaleza familiar. En una época donde las parroquias y las fraternidades eran bastante populares, el recién ordenado Padre McGivney pensó que debería haber alguna forma en la que él pudiera fortalecer la fe de las familias católicas y, al mismo tiempo, proveer por sus necesidades financieras, cuando estuvieran abrumados por la enfermedad o por la muerte del sostén de la familia.

Hoy en día, los Caballeros de Colón son la organización fraternal Católica más grande del mundo con más de 1,8 millones de miembros en 16.000 Concejos en todo el mundo. El año pasado, sus miembros realizaron más de 70,5 millones de horas de servicio y donaron más de $170 millones a obras de caridad.

A través de su programa de seguros de vida, el año pasado pagaron $286 millones en beneficios por muerte. En el transcurso de su historia, los beneficios por muerte a las familias de los Caballeros fallecidos han sobrepasado los $3,7 billones. Además, los dividendos de los seguros que fueron pagados el año pasado a los asegurados tuvieron un monto de $274 millones. Desde su creación, más de $12 billones han proporcionado beneficios en vida a sus miembros asegurados. La organización evalúa cuidadosamente las inversiones de su cartera, llegando a ser muy cautelosos con casi el 88% de sus fondos en bonos.

Pero aún más impresionante para mí es el número de obras de caridad que han sido logradas por los Caballeros de Colón. Ellos han invertido fuertemente en becas educativas y becas universitarias, incluyendo dos becas para fomentar las vocaciones sacerdotales y religiosas. Además son bien conocidos por sus campañas llamadas Tootsie Roll de ayuda a los discapacitados y minusválidos. En la actualidad, ellos patrocinan la “Misión Americana de Sillas de Ruedas”, en donde compran sillas de ruedas a granel y las comparten con los niños y adultos en todo el mundo. Un proyecto más reciente, en un esfuerzo conjunto con el actor Gary Sinise, es una fundación que proporciona a los veteranos estadounidenses que han sido mutilados o heridos, hogares que han sido modificados para acomodar las necesidades físicas y las limitaciones de nuestros guerreros heridos en batalla. Y sobre todo, los caballeros de Colón, tanto a nivel nacional y local, han sido defensores fuertes y constantes de la vida desde su concepción, de la definición divinamente revelada del matrimonio, y de familias saludables y santas. En este sentido, los Caballeros de Colón y sus familias están constantemente envueltos en lo que la Iglesia denomina como “religiosidad Popular,” que son actividades como las procesiones del rosario, la Coronación de la Virgen María en Mayo y otras actividades similares, que son fundamentales para la construcción de una cultura católica.

Los Principios de la Orden, tal como se definieron en 1882, eran “Unidad” y “Caridad.” Pero desde entonces se han añadido dos más — los conceptos de “Fraternidad” y “Patriotismo.” En la cena de “Estados” de la Convención, El Cardenal Quevedo, O.M.I. de Catabato en Filipinas, habló de que la “Fraternidad” es la base para la paz mundial, porque una vez que se establece la fraternidad, inevitablemente le siguen a esta la caridad y el respeto.

Además de los grados de membresía para adultos, los Caballeros de Colón también patrocinan “Escuderos,” una asociación formada por niños de 10 a 18 años comprometidos en actividades de servicio, actividades espirituales y otras actividades solamente de diversión. Ellos están organizados en unidades locales llamadas Círculos Colombinos. Desde 1910, se ha establecido un programa con un Consejo Universitario en los planteles de los colegios o universidades. Hoy en día existen 300 programas con Consejos Universitario con cerca de 25.000 miembros, incluyendo uno en el propio campus de la Universidad de Santo Tomás.

Sí, es impresionante ver el buen trabajo que ha sido realizado por los Caballeros de Colón para fortalecer a los católicos en su fe, para ofrecer a sus miembros una mayor seguridad financiera y para fortalecerlos en un sentido de autoestima. Los recomiendo ampliamente. Si usted está interesado en formar parte de esta organización de beneficencia, por favor visite su página web, http://www.kofc.org y regístrese.

¡Que Dios los bendiga!

Tags:

Category: Solamente Jesus

Comments are closed.