Época de Cuaresma, no la viva tan a la ligera

| Father Charles Lachowitzer | February 23, 2017

Lo “ligero” ha llegado al mundo. Tenemos música ligera en la frecuencia FM de la radio, tenemos bebidas fermentadas ligeras, cenas ligeras para calentar en el horno microondas, tenemos aderezos ligeros para las ensaladas y hasta sal ligera. Aún la palabra “ligera” es ligera — se pronuncia “L-I-G-E-R-A.”

Cuando vemos los anuncios de comida “ligera” generalmente quiere decir que lo que se anuncia no es muy pesado, que no llena demasiado, que no tiene tantas calorías, ni colesterol ni otras cosas muy pesadas. Pero, porque son “ligeras” ¿se supone que son mejores para nosotros?

Tal vez toda esta exageración publicitaria sobre cosas “ligeras” nos está haciendo creer que también hay que tener una “Cuaresma ligera” — usted sabe, deshacernos de todo aquello que es pesado.

La cuaresma solía se pesada. Todo con color tan purpura, lleno de tiempo extra para ir a la iglesia, poniéndonos pesadamente de rodillas y rezando pesadamente. Las homilías durante la Cuaresma solían ser muy pesadas –toda esas cosas sobre nuestros pecados, los pecados del mundo, que necesitamos confesión, sobre nuestra necesidad de arrepentimiento y conversión, sobre nuestra necesidad de Dios.

Pero “La Cuaresma Ligera” es diferente. Cuando observo la Cuaresma ligera, yo me pongo algo de color púrpura ligero, para que no sea tan pesado. Me gustan las homilías ligeras sobre el amor de Dios, un poco de perdón por esos pocos pecados que cometo. Me abstengo de comer pesado como el chocolate y la carne, pero mantengo ligera mi experiencia spiritual. Examino los cambios ligeros que necesito hacer, pero no voy mucho más a fondo, ya que después de todo la mayoría de mis problemas no son mi culpa.

La Cuaresma ligera significa que pienso en el pecado del mundo, pero no quiero hacer nada más pesado, ni ver que mi propia responsabilidad es parte de ese pecado. La Cuaresma ligera es el momento para pensar sobre el gran mundo, tan malo y malvado que necesita cambiar. … Así que es mejor ser bueno conmigo mismo y sólo pensar las cosas a la ligera para que mi vida sea menos pesada y más ligera.

La Cuaresma ligera significa que reflexiono a la ligera — que examino unas cuantas cosas ligeras en mi vida cuando tengo el tiempo, rezo a la ligera y soy ligero con mi prójimo; y a ligera voy yendo al refrigerador para premiarme con un yogurt ligero como parte de mi ayuno ligero.

Ah, la cuaresma ligera. Puedo hacer que esta época de Cuaresma sea muy fácil, absteniéndome de comer nabos cubiertos de chocolate, decir una oración más por aquí y por allá y dejar unos cuantos centavos de limosna para alguna causa buena. ¿Pero en realidad es ése el significado de la época de ayuno, de limosna y de oración?

¿Nuestro Señor fue al desierto de la tentación para simplemente sufrir de indigestión por el hambre, fue a soñar con riquezas y poder; y de allí curzó los dedos con un supuesto deseo de que si algo muy duro sucede, de todos modos los ángeles lo salvarían?

Una mirada reflexiva de las tentaciones al Señor Jesús en el desierto, revelan que nuestra época de Cuaresma no es un baile o diversión a la ligera por el camino de nuestros hábitos de siempre. Si todo lo que hacemos es abstenernos del comer golosinas, entonces lo que nuestra época de Cuaresma nos traerá es una canasta con chocolates, conejitos y frijolitos confitados para satisfacer nuestra gulosidad.

Todavía hay tiempo antes de que comience la época de Cuaresma para prepararnos para una época en que nuestro ayuno sea con propósito, para que la limosna que damos sea con intensión de sacrificio, para que nuestras oraciones sean mas fervientes y que la cruz del Viernes Santo sea inminente al proyectar la sombra de nuestra propia mortalidad.

A la vez que nuestros catecúmenos y candidatos se preparan con ansia para los Sacramentos de Iniciación; su arrepentimiento y conversión son un ejemplo para todos nosotros que estamos en la búsqueda de una relación mas profunda con Nuestro Señor Jesucristo; y que estamos en búsqueda de una época bendita de crecimiento espiritual como discípulos de Dios. Una Cuaresma verdadera que nos trae la alegría y el gozo real de la Resurrección.

Estamos invitados a no tener accidentalmente una Cuaresma ligera. Es bueno tomar un momento o dos para asegurarnos de que no nos hemos puesto accidentalmente bajo una dieta spiritual. Éste es el momento de reflexionar honestamente sobre nuestras necesidades espirituales antes de que comience la época de Cuaresma para que no tomemos muy a la ligera … el ofrecimiento de la fuente vida eterna de Dios.

Tags:

Category: Solamente Jesus

Comments are closed.